Foto: Revista Time

Temerosa de ser un blanco de fake news o noticias falsas y víctima de bots, Angela Merkel se prepara para enfrentar un posible sabotaje político.

El próximo 24 de septiembre se celebrarán las elecciones generales en Alemania, en las que la canciller buscará su cuarto mandato. Sin embargo, tras ver lo ocurrido durante los comicios presidenciales en Estados Unidos, donde Donald Trump salió victorioso, y observar cómo avanzaban las estrategias de sabotaje político, ella decidió buscar alternativas.

Un profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Técnica de Munich, Simon Hegelich, relata que el pasado mes de noviembre la canciller se comunicó con él para saber sobre sus investigaciones sobre la manipulación del sentimiento de los votantes. Estaba interesada en conocer todo lo relacionado al tema y así poder idear un plan para escudarse y evitar salir afectada en la carrera electoral.

A Merkel no sólo le preocupaban los medios de comunicación que difunden noticias falsas, sino también aquellos algoritmos automatizados llamados bots que se dedican a crear informes falsos que, en un santiamén, se viralizan en Internet. Tras recopilar la información necesaria y buscar “armas” contra ese problema, el Gobierno de Merkel se alistó para un asedio y tomó medidas al respecto.

A finales del mes de julio se dio a conocer que su coalición en el Parlamento aprobó una ley que impondrá multas por más de 50 millones de dólares a compañías como Facebook que no eliminen rápidamente “contenido ilegal”, como pornografía y discursos de odio.

A la guerra contra estos contenidos se une la Unión Europea (UE), la cual también creó una oficina dedicada a desmentir noticias y propaganda rusa. Por su parte, la República Checa instaló una agencia policial para escudriñar los medios de comunicación en busca de desinformación u otras “amenazas híbridas”.

Lo anterior lleva a Hegelich a plantearse la forma en la que están siendo amenazadas las democracias.

“La democracia tiene que ver con la opinión pública […] Y si hay nuevas formas de manipular la opinión pública, entonces tenemos un nuevo tipo de democracia”, reflexiona el académico.

Ante este panorama, Rusia y Alemania luchan por adaptarse a las nuevas reglas del juego e intentan replantearlas. El Gobierno de Merkel tiene este mes de septiembre para salir librado del hackeo, noticias falsas y bots o, de lo contrario, se convierte en una víctima más del sabotaje político.

¿Cómo le llega la noticia a Facebook?

Tras la decisión del Gobierno de Merkel de multar a compañías que no eliminan contenido ilegal con rapidez, el vicepresidente de Políticas Públicas de Facebook, Richard Allan, se lo toma con sorpresas y tintes de resignación.

Sería el próximo mes de octubre cuando la Ley de Cumplimiento de las Redes entre en vigor. Con dicha legislación, el papel de las redes sociales será diferente. Allan asegura que la compañía está tensa porque quiere hacer de Facebook un “árbitro” en el debate político.

Mark Zuckerberg, cofundador de la red social, admitió que ésta desempeñó un papel en la difusión de noticias falsas durante las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Con el fin de hacer frente a la difusión de este tipo de contenido en Alemania, Facebook ha subcontratado a un verificador de hechos independientes, Corrective, cuyo papel es advertir a los usuarios de “contenido disputado” y proporcionar enlaces de fuentes confiables.

Para llevar a cabo su trabajo, Corrective se centra en aquellas noticias que podrían causar mayor daño político. Según señalan quienes trabajan en este verificador, los temas relacionados con políticas migratorias con los más propensos a ser noticias falsas, ya que tienen como objetivo propagar la xenofobia y socavar a Merkel, ya que en 2015 la canciller decidió recibir a refugiados de países como Siria, Irak y Afganistán.

Cuando una noticia de este tipo se registrada por Corrective, los periodistas que trabajan con éste intentan rastrear la fuente original y producir un informe en el que exponen sus errores y falsedades.

Por su parte, Facebook afirma que se busca poner una etiqueta de advertencia al lado de este tipo de contenidos que ayude a los usuarios a identificar noticias engañosas y de baja calidad.

La guerra contra las noticias falsas

Pese a las acciones de Corrective, aún se sigue difundiendo un gran número de noticias falsas. Incluso, ya se hizo una lista que muestras a los más activos en este terreno, como agitadores de derecha, bloggers anónimos y redes de bots que amplifican los fraudes.

Además, se descubrió que entre los participantes más agresivos está una organización llamada News Front, que fabrica contenido engañoso en alemán, español e inglés. Se cree que esta operación es una de la que más recursos tiene en el “ecosistema ruso de medios”.

El pasado mes de junio, un análisis del Laboratorio Digital Forense del Consejo Atlántico, un grupo de reflexión apartidista con sede en Washington, descubrió que News Front es uno de los principales difusores de propaganda del Kremlin en Alemania. De acuerdo con el informe, el principal activo de News Front es una sólida red de “amplificadores” alemanes, entre los que se encuentran bots y usuarios reales que colaboran para que los contenidos producidos se vuelvan virales.

¿Qué sigue?

Pese a que Europa lucha contra las noticias falsas, su objetivo de erradicar el problema se ve lejano, pues no cuenta con el presupuesto necesario para hacerle frente. Quienes luchan contra ello sobreviven del presupuesto de Comunicaciones Estratégicas de la UE. Además, no es alto el alcance de las redes sociales con las que intentan desmentir los contenidos falsos.

Por su parte, Jean-Claude Juncker, jefe del Ejecutivo de la UE, considera que una alternativa es introducir una materia de verificación de hechos en las escuelas o promover entre los estudiantes que tomen mayor conciencia sobre lo que leen en redes sociales y sus fuentes de información. Sin embargo, indica que fomentar esta cultura podría tomar años y durante ese lapso las noticias falsas seguirán siendo un problema en la Red.

Tomado de: http://amp.timeinc.net/time/4889471/germany-election-russia-fake-news-angela-merkel/?source=dam

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)