El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, propuso procesar y castigar a los legisladores de la Asamblea Nacional por el delito de traición a la patria, tras haber manifestado su apoyo a las sanciones económicas impuestas por el Gobierno estadounidense.

Ante esto, la Asamblea Nacional venezolana emitió un comunicado en el que rechazaron dichas acusaciones, recalcando que los posicionamientos que ha mantenido son por buscar beneficios para el pueblo venezolano y evitar que se instaure el actual régimen de manera indefinida.

Asimismo, calificaron estas acusaciones como «una respuesta desesperada» de parte de Maduro hacia las exigencias que ha mostrado el sector parlamentario (de mayoría opositora).

La Asamblea Nacional culpó al presidente por la crisis política y económica que se vive en el país sudamericano, situación que se agudizó con el desconocimiento de este órgano parlamentario y la instauración de la Asamblea Nacional Constituyente.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)