El papa Francisco aprovechó un momento, finalizada una misa que ofició en la ciudad de Villavicencio en Colombia, para expresar su cercanía no sólo con todos los que sufren las consecuencias del terremoto que embistió a México, sino también a los afectados por el huracán «Irma» tras su paso por las islas del Caribe.

«En este momento quiero expresar mi cercanía espiritual a todos los que sufren las consecuencias del terremoto que ha azotado a México la noche pasada, provocando tantos muertos y daños materiales. Mi oración por los que han perdido la vida y a sus familias», afirmó el sumo pontífice.

El papa agregó que sigue «muy de cerca lo que sucede con el huracán “Irma” que está golpeando la zona del Caribe dejando atrás tantas víctimas e ingentes daños causando miles de desalojados», dijo.

México sintió la potencia de un terremoto de magnitud 8.2 en la escala de Richter este jueves por la noche; hasta ahora se maneja un saldo de más de 30 víctimas mortales entre Oaxaca, Chiapa y Tabasco, ubicadas al sur del país.

Para más noticias visite Las Américas Post en Facebook.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)