Tras el más reciente ensayo nuclear realizado por Corea del Norte, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas dio su aprobación para las nuevas sanciones en contra del país asiático.

La decisión se tomó por unanimidad por los 15 miembros del Consejo convocados por Estados Unidos tras la prueba con bomba de hidrógeno, sin embargo, dichas sanciones fueron menos severas de lo que proponía el país norteamericano.

Las sanciones consisten en limitar el suministro de petróleo a Corea del Norte a dos millones de barriles por año, además de que se restringe la provisión de crudo a los niveles actuales y se prohíbe el suministro de gas natural en su totalidad.

Lo anterior llevaría a Pyongyang a perder alrededor de 800 millones de dólares al año.

Lo que Estados Unidos proponía era congelar los activos del líder norcoreano Kim Jong-un en el exterior y sancionar a aquellos países que vendan petróleo a Norcorea.

¿EU en riesgo?

Luego de darse a conocer lo que estaba impulsado Estados Unidos, Corea del Norte advirtió que en caso de que esas nuevas sanciones fueran impulsadas, el país norteamericano sufriría el “mayor dolor”.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)