“Inimaginable”, así calificó el periodista venezolano Vladimir Kislinger, del noticiero digital “América es Noticia” que transmite desde Miami, el hecho de que hoy sean sus compatriotas los que estén saliendo a Guyana en busca de una oportunidad, cuando décadas atrás era Venezuela que recibía a miles de guyaneses.

Kislinger se refiere a una nota publicada por miamidiario.com que reseña que hasta 200 venezolanos diarios han llegado a cruzar la frontera del vecino país, según datos proporcionados por un líder del distrito indígena White Water, Cleveland De Souza.

Si bien el motivo de todos no es quedarse definitivamente, sí van por medicinas, específicamente por tratamiento médico en contra de la Malaria, ya que en Venezuela no lo consiguen y allí son atendidos gratuitamente, según explicó el jefe del Consejo Médico de Guyana, Shamdeo Persaud.

Sin embargo, este no es el primer movimiento que los venezolanos realizan en busca de alguna mejora; recientemente se ha dado a conocer que entre 25 mil y 36 mil venezolanos han llegado a pie hasta Colombia, también en busca de medicinas y alimentos, según relata el periodista en su programa número 516.

Pero él insiste, y su colega, la reconocida periodista venezolana Lorena Cañas, le secunda, mientras participa como parte de la audiencia del programa de Kislinger: “y pensar que hace unos años cuando me tocó reportar en esas fronteras, eran ellos quienes venían a pedir ayuda”, comentó. “Involución total” añadió Cañas.

Pero esto podría deberse, en gran parte, a que desde el sur de Venezuela están saliendo lanchas que ofrecen trasladarles hasta suelo guyanés por un costo de aproximadamente 800.000 bs (entre 40 y 45 dólares), y que corresponde a 5.3 salarios mínimos mensuales.

Esta es la única forma de llegar a Guyana desde el sur del territorio venezolano, ya que desde 2015 autoridades guyanesas prohibieron el aterrizaje en su país de los vuelos de la aerolínea estatal Conviasa, debido a la deuda que tenía con los aeropuertos de dicho territorio..

Además, viajar en lancha sigue siendo una de las opciones más alcanzables, pues a diferencia de un boleto aéreo hacia México, Estados Unidos, Argentina u otro destino del continente americano, adquirirlo es casi imposible, pues el costo oscila entre los 600 y 1500 dólares.

Aunque trasladarse hasta Guyana puede significar una lucha con el idioma, pues el oficial es el inglés, personas como Ana Delgado, una joven venezolana egresada de la Universidad Bicentenaria de Aragua (UBA) como periodista, decidió marcharse a suelo guyanés junto a su esposo el 26 de agosto del año pasado, y según el Correo del Caroní, diario que cuenta su historia, la joven no se arrepiente.

Delgado, le contó al diario, que si bien extrañaba a su familia, en especial a sus padres, el viaje “valió la pena, absolutamente. Aquí me siento tranquila, es un pueblo, pero tengo de todo, hay supermercado, farmacia”, relató.

Historias como las de la joven periodista sólo revelan el deseo y la disposición de miles de venezolanos quienes continúan alejándose de su tierra natal en busca de la oportunidad de una mejor vida que por ahora, su país les está negando.

Para más noticias visite Las Américas Post en Facebook.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)