Ante la inminente llegada del huracán “Irma” a la zona sur de Estados Unidos continúan las evacuaciones masivas: el Estado de Florida ya había ordenado el día miércoles el desalojo de las áreas urbanas costeras, aproximadamente unas 100 mil personas.

Sin embargo, el jueves por la noche ya había ampliado la orden a zonas interiores llevando a 650 mil la cifra de individuos que deben salir de sus casas y declarado el estado de emergencia en 67 condados.

Esto ha ocasionado el desabastecimiento de gasolina, embotellamientos en las vías justamente por la salida de las personas que se encuentran en las zonas con mayor riesgo, mientras que el Estado ha desplegado unos 7 mil miembros de la Guardia Nacional, para monitorear el desalojo.

El gobernador de Florida, Rick Scott, explicó en rueda de prensa que su Administración está buscando soluciones para que las gasolineras no se queden sin combustible ante la afluencia de ciudadanos que buscan abastecerse por la llegada del huracán “Irma”.

Scott aseguró ante los medios de comunicación en Hialeah, ciudad cercana a Miami lo siguiente: «Sabemos que el combustible es muy importante, por lo que estamos enfocando nuestros recursos estatales en esto.»

Para más noticias visite Las Américas Post en Facebook.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)