Pasaron 31 años para que un máximo jerarca de la Iglesia católica regresara a Colombia.

Dicho país es uno de los más católicos de Latinoamérica, ostenta el séptimo lugar a nivel mundial con cerca de 45.3 millones de creyentes de esta fe, de acuerdo con cifras del Anuario Pontificio 2017, de la Oficina Central de Estadísticas de la Iglesia.

El contexto político de Colombia es completamente diferente al que visitó Juan Pablo II en 1986, cuando el conflicto entre el Estado y paramilitares estaba en su apogeo, al igual que el crimen organizado.

Esta vez, el Papa llega a reforzar el momento de paz que vive el país, y por ello no es de extrañarse la fervencia con la que fue recibido por los colombianos en su primera visita.

Desde su arribo al aeropuerto, cientos de periodistas que aguardaban su llegada desde horas antes acudieron a saludarlo.

Su primer evento oficial se realizó este jueves, al ser recibido oficialmente en la Casa de Nariño.

Su traslado de Nunciatura hacia el Palacio Presidencial fue en un vehículo sencillo, e incluso se aventuró a dar un recorrido no previsto en el barrio Egipto, durante el cual cientos de personas salieron a las calles para poder verlo. Francisco hacía gestos amistosos y saludaba.

Algunos pudieron darle la mano, otros persiguieron el vehículo con tal de obtener una fotografía.

El fervor no respetó oficios ni protocolos, pues inclusive la policía y los periodistas intentaron obtener fotografías y la bendición del pontífice.

Los niños siguieron el ejemplo y, emocionados, rompieron el protocolo para salir al encuentro con el papa. Uno le entregó un cuadro con su retrato, otro le dio la bandera de Venezuela; los demás brindaron tiernos abrazos, correspondidos por él.

El escenario se repitió en distintas ocasiones, previo y posteriormente a su reunión con el presidente Juan Manuel Santos, e inclusive el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, decidió romper formalidades y le pidió una selfie.

La agenda del papa Francisco continuará este viernes en Villavicencio.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)