desapariciones forzadas

Foto: Primera Plana Noticias

En el marco del Día Internacional de las Víctimas de Desaparición Forzada, diversas organizaciones, líderes sociales, activistas políticos y defensores de los derechos humanos se reúnen cada 30 de agosto desde 2011 para denunciar la desaparición de hijos, hermanos o colegas.

En México, Perú y Colombia la desaparición forzada es frecuente como estrategia para infundir terror entre los ciudadanos o como método de represión política. La mayoría de los casos quedan impunes, situación que preocupa a organizaciones como al Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias de Naciones Unidas, la cual recientemente denunció 766 nuevos casos durante el periodo 2015-2016.

43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, un caso impune

El más reciente caso de desaparición forzada y represión política se encuentra en México, país donde desde hace tres años se desconoce el paradero de 43 estudiantes normalistas, un caso conocido como “Ayotzinapa”.

Desde septiembre de 2014, cuando ocurrieron los hechos, el gobierno mexicano no ha podido ofrecer una respuesta; por el contrario ha reprimido la investigación de los entes internacionales, y de acuerdo al diario The New York Times, la administración del presidente Enrique Peña Nieto estuvo espiando a los principales abogados que representan a los familiares de las víctimas.

La lucha de una madre por los desaparecidos de Perú

En Perú, este lunes falleció la líder social Angélica Mendoza, a sus 88 años, quien fundó en 1983 la primera organización en defensa de las víctimas de Ayacucho, la Asociación Nacional de Familiares de Secuestrados, Detenidos y Desaparecidos del Perú (Anfasep).

Mendoza fue una de las tantas madres que jamás volvieron a saber de sus hijos, luego de que militares irrumpieron en su casa y se llevaron a su hijo, Arquímedes Ascarza, al Cuartel Cabitos, principal centro clandestino de desaparición y tortura del Ejército en ese país.

En 2003, la Comisión de la Verdad hizo entrega del Informe Final que documentó los más de 100 desaparecidos en el Cuartel Cabitos, entre ellos el joven de 19 años. Desde ese momento, Mendoza se entregó por completo a cuidar de niños y jóvenes huérfanos por causa de la violencia en la zona.

Tiempo después, la Sala Penal Nacional confirmó a Mendoza la muerte de su hijo y la de otras 108 víctimas de desaparición en la instalación militar. En tanto, un tribunal ordenó al Estado y a los dos militares condenados a prisión a pagar a los familiares de los desaparecidos unos 77 mil dólares. Sin embargo, los responsables de estos hechos huyeron, quedando por consecuencia una reparación civil inconcreta.

Colombia, donde es difícil establecer un número de víctimas de desaparición forzada

En este país sudamericano la situación es más que preocupante. El Sistema de Información de Red de Desaparecidos Cadáveres (SIRDEC) no ha podido esclarecer el total de desapariciones forzadas, pues luego del acuerdo de paz firmado entre el gobierno y las FARC, las guerrillas que permanecen activas han incrementado sus tropas y esfuerzos por tomar los territorios abandonados por el exgrupo guerrillero.

Dicha situación llevó a organizaciones defensoras de derechos humanos, víctimas y políticos de Colombia a exigir la creación de la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas, cuya labor será encontrar a las más de 50 mil personas que hasta ahora se desconoce su paradero.

Represión militar en Argentina

La problemática no es exclusiva de los países antes mencionadas, también está el caso del activista argentino Santiago Maldonado, desaparecido desde el 1 de agosto del presente año. También se encuentra la Asociación Madres de Plaza de Mayo, la cual surgió hace más de 40 años en este mismo país a raíz de la desaparición forzada de sus hijos en 1977, en la época de la represión militar a través de la dictadura en Argentina.

Estos casos son una evidencia de la indiferencia y la violación a los derechos humanos, las cual no es exclusiva de estos tiempos sino desde generaciones atrás en busca del poder absoluto.

Visita Las Américas Post Facebook.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)