crisis brasil

Foto: Zeit Online

Brasilia.- El Parlamento de Brasil aprobó el pasado mes de julio la reforma a la ley laboral con la cual el gobierno del presidente Michel Temer busca sacar a este país de la recesión económica que ha perdurado por más de dos años.

Ante esta medida, la Central de Trabajadores de Uruguay (PIT-CNT) salió en defensa de los derechos laborales y de la Declaración Sociolaboral del Mercosur, firmada en junio de 2015 por los países miembros del bloque, entre ellos Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela, este último suspendido por el momento.

De acuerdo con el secretario de Relaciones Internacionales del PIT-CNT, Fernando Gambera, países como Uruguay, Paraguay y Argentina deben ser “coherentes y consecuentes” acerca de sus acciones con Venezuela, y pronunciarse en contra de la reforma laboral brasileña que calificó como contraria a las cuestiones definidas en el Mercosur.

Por su parte, el canciller uruguayo Rodolfo Nin Novoa sostuvo que la reforma aprobada afecta los derechos de los trabajadores y sus beneficios, y se convierte en recurso para competir en base a la caída de estos derechos, lo cual “siempre” han tratado de evitar.

La reforma impulsada por Temer produjo un gran impacto para la oposición gremial originando hasta tres paros generales en los últimos meses. La ley transformó en gran medida las reglas de contratación y empleo, las cuales permiten negociar directamente a las empresas con los trabajadores.

En otros temas, permite aumentar las jornadas laborales a 12 horas sin pago de horas extras, limitan las horas de descanso, divide hasta en tres periodos las vacaciones de los trabajadores, y los contratos privados pasan a ser más importantes que los acuerdos colectivos.

En contraparte se encuentra la intención del presidente de Argentina, Mauricio Macri, quien ve la reforma laboral brasileña como inspiración para adoptar medidas similares en ese país. Citado por el diario El País, el abogado Héctor García, asesor de empresas en derecho laboral, dijo que “en Argentina envidiamos el sistema de trabajo en Brasil”.

“La reforma en Brasil es todo lo que necesita Argentina, descentralizar la negociación colectiva, una jornada con bancos de horas sin habilitación adicional y reducir la litigiosidad laboral”, añadió García.

Visita Las Américas Post Facebook.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)