Foto: Zona Cero

A la mayoría de los latinoamericanos aún les produce asombro encontrar que en el Siglo XXI existan países que permiten el matrimonio entre menores de edad y adultos.

No obstante, este jueves El Salvador se unió a aquellos países de Latinoamérica que prohíben esta práctica, al derogar una ley bajo la cual un adulto podía casarse con una menor de edad en caso de embarazo.

Luego de un tercer debate, el Congreso votó con 93 puntos a favor y 21 en contra para eliminar el artículo 14 del Código de Familia, el cual permitía dicha excepción.

De esta manera, el país centroamericano se convirtió en un país más que no acepta esta condición, junto a Panamá, Costa Rica, Guatemala y Honduras, los cuales no permiten que menores de 18 años puedan contraer matrimonio bajo ninguna circunstancia.

De acuerdo a un análisis de datos de una encuesta realizada en hogares de ocho países, llevada a cabo por UNICEF en 2015, en América Latina y el Caribe hay un 29 por ciento de mujeres se ven afectadas por el matrimonio prematuro.

La pobreza destaca como el principal factor que conlleva al matrimonio prematuro, según la organización, pues en muchas culturas se considera que las niñas son una carga económica para la familia y ven el matrimonio como un estrategia de supervivencia, en mayor medida si el marido es mayor de edad y tiene una considerable cantidad de recursos económicos.

Otra investigación realizada por la UNICEF muestra que Perú, Brasil, Ecuador y Guatemala son los países de América Latina donde de un 16 a 30 por ciento de las mujeres de 20 a 24 años se casaron o habían establecido algún tipo de unión, antes de los 18 años.

barras-UNICEF

Imagen: UNICEF

En tanto, Perú destaca como el primer país en todo el mundo donde hay mayores probabilidades de que las niñas de las zonas rurales se casen a los 18 años, en comparación las menores de las zonas rurales.

mapa-matrimonio-prematuro-UNICEF

Imagen: UNICEF

Visita Las Américas Post Facebook.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)