Hablar de Leopoldo López y de Antonio Ledezma es hablar de dos de los bastiones más importantes de la oposición venezolana.

Antonio Ledezma y Leopoldo López. Fotografía: especial.

Ambos discrepan en edad, Leopoldo de 46 y Antonio de 62, pero comparten ideales y la misma actitud férrea contra lo que representó en su momento Hugo Chávez y contra lo que hoy se vive con Nicolás Maduro.

¿Quién es Antonio Ledezma?

Nacido en 1955, Antonio Ledezma de inmediato tuvo la inquietud de adentrarse en el mundo de la política. Ya desde los 18 años ingresó a las filas del Partido Acción Democrática, a través del cual pudo canalizar sus ideales.

Su carrera política fue avanzando, hasta lograr diversos cargos de elección popular como dos diputaciones, una senaduría, incluso llegó a alcanzar dos veces la alcaldía de Caracas, uno de los cargos más importantes del país.

A la llegada de Hugo Chávez al poder, Ledezma se convirtió en uno de sus más fuertes críticos, viéndose envuelto en diversos conflictos con “El Comandante”.

Fue tal el duelo entre ambos, que el entonces presidente estableció una ley con la que se creó una figura alterna al alcalde de Caracas, con la cual se le quitaron facultades al alcalde elegido por el pueblo, esto con la finalidad de restarle poder a Ledezma. Ante esto, el opositor mantuvo una huelga de hambre por un lapso de 6 días.

Con la muerte de Chávez y la llegada de Nicolás Maduro las cosas continuaron igual, incluso peor. Antonio Ledezma fue detenido y procesado por el delito de conspiración y asociación para delinquir, al adjudicársele intenciones golpistas.

Permaneció preso dos meses en una cárcel militar, hasta que se le otorgó arresto domiciliario, por cuestiones de salud.

Leopoldo López: la voz que nunca calló.

Leopoldo López no es un político cualquiera. Para empezar posee un árbol genealógico que llama la atención: su madre es descendiente del libertador Simón Bolívar y del primer presidente de Venezuela.

Con 22 años de edad inició su andar en la política venezolana, luego de haber cursado sus estudios universitarios en Economía en Estados Unidos, incluyendo una maestría en la Universidad de Harvard.

La organización civil Primero Justicia marcó el inicio de la trayectoria política de Leopoldo en 1993.

De ahí en adelante el crecimiento sería notable, al grado de que en el año 2000 alcanzó la alcaldía de Chacao, con el 50 por ciento de votos, triunfo que lograría de nueva cuenta en 2004, ahora con el 80 por ciento de preferencia popular.

Los logros de Leopoldo López como alcalde fueron diversos, destacando que fue seleccionado como el “Tercer mejor alcalde del mundo”, por la organización City Majors and World Mayors.

Por otro lado, desde la llegada de Chávez al poder se inició una rivalidad entre ambos líderes.

Esta disputa estuvo marcada por acusaciones e insultos mutuos, incluso llegaría hasta el ámbito legal, cuando se inhabilitó para ostentar cargos públicos, ante una supuesta malversación de fondos, pena que se le indultó tiempo después.

El acoso continuó. Antes de terminar su mandato, en 2008, nuevamente fue procesado por presuntamente haber desviado recursos gubernamentales, por lo que se le sancionó con una nueva inhabilitación para participar en elecciones. El caso llegó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, obteniendo una resolución positiva.

Después de la muerte de Chávez y la llegada de Maduro el conflicto se hizo más fuerte, culminando con su detención en 2014, por los delitos de terrorismo, homicidio intencional, incendio provocado, instigación a cometer crímenes entre otros, luego de una manifestación convocada por él y otras figuras en febrero del año mencionado. El resultado: sentencia de 13 años de prisión.

El pasado 8 de julio Leopoldo salió de la cárcel, obteniendo el “beneficio” del arresto domiciliario.

De nuevo en la cárcel.

Durante la madrugada de este 1 de agosto, a ambos líderes, Leopoldo López y Antonio Ledezma, les fue retirada la medida de arresto domiciliario y fueron enviados de nuevo a prisión, mediante un operativo del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional.

El argumento, según el Tribunal Supremo de Venezuela: incumplimiento de las condiciones de arresto domiciliario y supuestos planes de fuga por parte de ambos líderes opositores.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)