Reunidos en Lima, Perú, 17 cancilleres de Latinoamérica discutieron la situación política que priva en Venezuela.

En dicha reunión se determinó, de manera unánime, desconocer cualquier decisión que emane de la recién integrada Asamblea Constituyente venezolana y considerar al gobierno de Maduro ya no como una democracia, sino como una dictadura.

Los puntos de acuerdo fueron plasmados en el documento conocido como la Declaración de Lima, la cual fue presentada por el ministro de Relaciones Exteriores de Perú, Ricardo Luna.

El funcionario peruano señaló que “básicamente la declaración es un acuerdo sobre el hecho de que en Venezuela se ha roto el orden democrático, y restablecer ese orden, pasa por revertir la Asamblea Constituyente”.

En dicho documento se condena la represión ejercida por el régimen de Nicolás Maduro, la violación a los derechos humanos cometidos por éste y se reafirma la decisión de expulsar a Venezuela de Mercosur.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)