En “riesgo de colapso” así se encuentran actualmente las Fuerzas Armadas de Brasil y altos jerarcas militares aseguran que los fondos sólo alcanzan para mantener los niveles operativos hasta septiembre; esto ya que su presupuesto ha sido reducido en más del 40 por ciento en los últimos cinco años.

La medida responde a un intento del gobierno del presidente Michel Temer de afianzar la recuperación económica del país mediante el recorte del gasto público, aunque los recortes al Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea viene desde antes que Dilma Rousseff fuese reemplazada por el actual mandatario.

Así, el presupuesto de este sector ha sido reducido en 44,5 por ciento desde el año 2012, según datos publicados por el periódico brasileño O Estado do Sao Paulo, un ajuste que golpeó, en primer lugar, a los gastos discrecionales.

Dichos ajustes hicieron que los 17.500 millones de reales de hace cinco años se convirtieran, en este 2017, en 9.700 millones de reales, lo equivalente a 3.100 millones de dólares.

Raul Jungmann, ministro de la Defensa de Brasil.

De hecho el ministro de la Defensa, Raul Jungmann, admitió la problemática situación y expresó que “el límite es septiembre, de allí, vamos a tener que reducir los efectivos y cerrar unidades”, aunque por ahora mantiene la capacidad operativa a la espera de una ampliación presupuestaria, prometida previamente por el área económica.

Para más noticias visite Las Américas Post en Facebook.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)