Las sanciones de Estados Unidos hacia Rusia han tenido consecuencias y el gobierno del presidente ruso Vladimir Putin respondió con el anuncio de la expulsión de 755 trabajadores de la embajada de Estados Unidos en Moscú.

El gobierno estadounidense tiene como fecha el primero de septiembre para cumplir con la orden, según lo anunció el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia.

Entre el personal de la embajada y del consulado de Estados Unidos no debe haber más de 455, agregaron.
Esto es como consecuencia de las sanciones contra Rusia que aprobó el Senado de Estados Unidos.

“Pensé que era el momento de demostrar que este asunto no quedará sin respuesta”, dijo Vladimir Putin en una entrevista.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)