Este es el segundo paro cívico en Venezuela en menos de una semana.

A medida que se acerca la fecha para la realización de la Asamblea Nacional Constituyente, programada para este domingo 30 de julio, sigue la presión por parte de la oposición venezolana para mostrar su rechazo ante un proceso que estiman inconstitucional.

Esta vez, los opositores al gobierno del presidente Nicolás Maduro convocaron a un paro cívico de 48 horas, que empezó este miércoles y el segundo en menos de una semana.

El primero tuvo lugar el pasado jueves 20 de julio y, de acuerdo con datos facilitados por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), un 85 por ciento de la población acató el llamado durante las 24 horas a las que había sido convocada, aunque el oficialismo rechaza dicha cifra.

La convocatoria de la oposición fue clara: que todo se paralizara, y que la ciudadanía se atrincheraran en casa y estuviesen preparados.

Pero, ¿qué están dispuesto a sacrificar los venezolanos?

Si bien es cierto que actualmente los venezolanos se enfrentan a uno de los momentos más decisivos como nación, dar la cara a una crisis que avanza, el comerciante no abrirá las puertas de su local durante 48 horas y dejará de percibir dinero para comprar comida a su familia.

Quizá no se trate de alimentos. A lo mejor es para pagar, desde el exterior, un tratamiento médico a un pariente porque la medicina para contrarrestar el Parkinson no se consigue en ninguno de los 24 estados venezolanos, como ocurre con Arturo Rojas, de 67 años de edad, a quien su hija Ariana le envía medicamentos desde República Dominicana.

Tal vez se trate de alguien como la señora Elda Araque, de 70 años, quien no tuvo dinero ni tiempo para comprar algo de la poca comida que se consigue en el estado Bolívar y no sabe qué comerán ni ella ni su familia hasta el viernes por la mañana, cuando se supone finaliza el paro.

Esta es la realidad de miles de venezolanos quienes, pese al sacrifico que puede significarles estar en pausa, han decidido sumarse, quedarse en casa, atrincherarse y estar preparados, como requirieron los dirigentes de la MUD.

El panorama sigue siendo incierto, pues avanzan los días, la Constituyente se acerca, la oposición presiona y aún no se vislumbra quién será el primero en dar su brazo a torcer para alcanzar eso que ambos aseguran querer conseguir: la paz para todos los venezolanos.

Para más noticias visite Las Américas Post en Facebook

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)