Nicolas Maduro

Foto: Vanguardia/El presidente Nicolás Maduro es el mandatario 51 de la República Bolivariana de Venezuela desde 2013.

La crisis venezolana se está agravando fuerte y rápidamente tras el plebiscito convocado por la oposición en contra del presidente Nicolás Maduro y su propuesta a la Asamblea Constituyente.

A estas alturas, los venezolanos e importantes organismos internacionales, como la Organización de los Estados Americanos (OEA) y el Mercado Común del Sur (Mercosur), exigen al gobierno madurista poner fin a la situación.

Sus homólogos en América Latina y Estados Unidos tampoco lo han intimidado.

El mandatario se ha mostrado con una postura fuerte, característica de su antecesor y padrino político Hugo Chávez, quien le brindó la educación política que ninguna institución le pudo haber dado.

Hijo de padre marxista

El mandatario nació en un barrio de El Valle, al sur de Caracas, donde creció entre los discursos marxistas de sus padres y el béisbol, deporte en el que destacó como el mejor tercera base de su generación.

Quedó deslumbrado con los mítines de la izquierda, que lo llevaron por el camino de la política. A los 15 años fue presidente estudiantil y fue expulsado de la escuela al poco tiempo por armar una manifestación.

Maduro-muestra-fotos-de-cuando-era-hippie-rockero-

Foto: Tomada de Internet

El chofer revolucionario

Tras haber logrado graduarse del bachiller del Liceo, Maduro se postuló al puesto de piloto del recién inaugurado Metro de Caracas, pero sin experiencia previa sólo alcanzó un puesto de chofer.

En menos de dos años, el escuálido muchacho se convirtió en figura principal del Nuevo Sindicato del Metro de Caracas (Sitrameca), donde se destacó por armar protestas con gerencias de la empresa y ganar a favor de los trabajadores.

El líder sindical aprovechaba su posición para no presentarse a laborar, ya que buscaba estar siempre presente en aquellas reuniones comunistas que consideraba más importantes.

autobus_maduro

Foto: Tomada de Internet

El camino a la Presidencia

En 1992, Maduro se encontró con dos piezas claves que lo ayudaron a llegar a la presidencia del país sudamericano: al comandante Hugo Chávez, a quien le juró lealtad hasta más allá de la muerte, y a la abogada Cilia Flores, ahora su esposa y procuradora General de la República de Venezuela.

En esa misma época, el entonces chofer se integró al Movimiento Bolivariano Revolucionario MBR-200, primera etapa del movimiento Quinta República y después constituido en el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Foto: El presidente Nicolás Maduro junto a su esposa Cilia Flores.

Para 1998, cuando Chávez fue elegido presidente electo de Venezuela, con el 56 por ciento de los votos, se hicieron evidentes los fuertes lazos creados entre ambos, pues el difunto político apoyó a Maduro para ser miembro de la Nueva Asamblea Constituyente, presidida por la Comisión de Participación Ciudadana.

Al terminar de impulsar la constitución chavista, el político fue elegido como diputado de la Asamblea Nacional, hasta que fue nombrado por el líder como ministro de Asuntos Exteriores.

En esa posición se acercó a Irán, Palestina, China, Rusia, Bielorrusia y Siria. En ese tiempo, Chávez tendió un puente de amistad con el presidente iraní Mahmud Ahmadineyad.

Heredero del chavismo

Maduro era de aquellas personas de quien menos se creía que terminaría envuelto en la política y convertido en representante de más de 31 millones de venezolanos, quienes ahora sufren por una crisis política y humanitaria.

Pero logró ser la mano derecha de Chávez, quien de no ser por un cáncer seguiría al frente de la nación sudamericana.

Nicolas Maduro y Hugo Chávez

Foto: Peru21

Maduro recibió una educación chavista: Lo ha demostrado en su manera firme de hablar frente a los líderes de la OEA, contra sus opositores y en sus cientos de horas de discursos transmitidos en la televisión venezolana.

En casi 25 años, el presidente, con apenas 55 años, tiene un nieto, se rige bajo la religión del desaparecido gurú Sai Baba, se viste como Chávez y busca, según él, reformar la Asamblea Constituyente al modo de Chávez.

Visita Las Américas Post Facebook.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)