Foto: PeerJ

La nueva especie es fruto de la evolución del loro de frente blanca desde hace apenas 120 mil años, de acuerdo con los investigadores.

Los científicos indican en el artículo que el hallazgo se debe al ornitólogo Miguel Gómez Garza, quien en 2014 encontró a estos animales con un patrón de color completamente diferente a otras especies conocidas.

El nuevo loro, que se caracteriza por su única corona verde que contrasta con el azul en otros loros del Amazonas, ocupa un área similar en la península de Yucatán a otras especies como el Amazonas de Yucatán y el de frente blanca.

Foto: PeerJ

En cuanto a su chillido, este es fuerte, agudo, corto, repetitivo y monótono. Su llamado es un yak-yak-yak alto, corto, agudo y repetitivo, mientras que cuando está posado, su llamada es suave y prolongada, detalló el artículo.

La especie vive en pequeños grupos de menos de 12 individuos que tienden a permanecer juntos, es herbívora, como todos los miembros del género Amazonas, y su dieta consiste en semillas, frutas, flores y hojas obtenidas en la copa de los árboles.

Los investigadores sugirieron que dado a la rareza de esta especie y su pequeño rango, su conservación debería ser considerada como una prioridad.

Visita Las Américas Post Facebook.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)