PepsiCo

Foto: Especial

Buenos Aires.- Unos 600 trabajadores de la planta de PepsiCo fueron despedidos la noche del martes, mismo día en que el presidente argentino Mauricio Macri anunció una vuelta al crecimiento económico y la recuperación de puestos de trabajos perdidos.

Los trabajadores se encontraron con cartel que anunciaba sobre el “cese de operaciones” de la empresa y que les informaban que los “libraba de brindar servicio manteniendo el goce de haberes” hasta que se dé solución a la situación.

Los empleados de la empresa, dedicada a la producción de snacks, manifestaron no haber sido contactados por su patrón y dijeron que están a la espera del cierre total de la planta.

Luego de lo ocurrido, los trabajadores llamaron a una vigilia urgente y expresaron que hasta el lunes la empresa funcionaba con normalidad.

La compañía justificó su sorpresiva decisión en «los obstáculos inherentes a la ubicación de la planta en área mayormente residencial, su compleja estructura de costos y extensos requerimientos logísticos».

Visita Las Américas Post Facebook.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)