donald-trump-mapa-tlcan

Foto: El Financiero

El mapa ofrece una vista de los estados que votaron por Trump, pero que además dependen del TLCAN para sostener la economía y el empleo del país.

No es una casualidad que estados como Texas hayan votado por el magnate Donald Trump como presidente de Estados Unidos: siendo un promotor inmobiliario, el mandatario ha demostrado que la economía del país norteamericano es de los más importantes dentro de su agenda.

Tras las disputas sobre la estabilidad del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre el republicano y su homólogo mexicano Enrique Peña Nieto, hace casi 10 días, el político anunció que accedería a la renegociación del tratado si se acelera el proceso para concretarlo y se respeta un beneficio multinacional.

Estados Unidos estuvo cerca de retirarse del TLCAN. Sin la mayor potencia del mundo, México y Canadá vieron inviable seguir con el acuerdo, pero aunque sigue en la cuerda floja, Trump decidió seguir con el convenio tras visualizar en un mapa del territorio estadounidense las áreas que dependen de los negocios con los países vecinos.

Según el diario El Financiero, que cita a Bloomberg, la Casa Blanca se negó a proporcionar dicho documento. No obstante, el medio estadounidense creó su propia versión, cuyos gráficos muestran una vista general de los datos de exportación a partir de 2016 con los estados manufactureros y fronterizos que votaron por los republicanos en las elecciones de noviembre pasado.

estados-triunfo-dependen-nafta

Imagen: El Financiero

Esas entidades dependen del comercio con los socios del TLCAN, tanto al norte como al sur de las fronteras de Estados Unidos, entre ellos Michigan y Ohio, con el mayor porcentaje de exportaciones a México y Canadá, asegura El Financiero.

Deshacer el tratado no sólo traería problemas en la manufactura, sino también en el empleo. Compañías en Estados Unidos dedicadas al ensamblaje de automóviles dependen del suministro de piezas que se mueven libremente y con frecuencia entre los tres países.

Imagen: El Financiero

Retirarse del TLCAN implicaría un riesgo que impediría a Trump generar fuentes de trabajo, otra de sus promesas de campaña.

La información revela que las economías basadas en la agricultura y que también votaron por Trump, como Nebraska y Iowa, depende de las exportaciones a Canadá y México.

Para los economistas sería sorprendente cancelar el acuerdo, pero al parecer el político ha recapacitado y analizando este mapa para proseguir con las negociaciones, con la condición de que beneficien a Estados Unidos.

Visita Las Américas Post Facebook.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)