donald-trump

Foto: The New Yorker

La Casa Blanca afirmó que el misil balístico lanzado por Corea del Norte cayó más cerca de Rusia que de Japón.

Washington.- Tras su último ensayo de misil que de acuerdo al monitoreo cayó más cerca de Rusia que de Japón, la Casa Blanca pidió este sábado por la noche sanciones más durantes contra Corea del Norte.

“Que esta última provocación sirva de llamado a todas las naciones para implementar sanciones mucho más fuertes”, indicó la Administración de Donald Trump en un comunicado.

Este es el décimo misl que Pyongyang lanza en lo que va del año, a no menos de dos semanas de la última prueba.

La intensificación de las pruebas nucleares del régimen coincide con una nueva Administración estadounidense que decretó el fin de la “paciencia estratégica”, la cual había caracterizado la era Obama respecto a este severo conflicto, manifestó el diario El País.

En las últimas semanas, la relación entre Estados Unidos y Corea del Norte ha ido decayendo aún más con la intensión del país asiático de fabricar un misil con alcance suficiente como para llegar a territorio estadounidense.

El mandatario americano expresó hace unos días en una entrevista a Reuters que existía el riesgo de un “gran, gran conflicto” con Norcorea y el embajador de Pyongyang ante la ONU, Kim In Ryong, llegando a considerar que una situación peligrosa haría estallar una guerra termonuclear en cualquier momento.

Visita Las Américas Post Facebook.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)