Foto: Google

Los Ángeles.- La famosa empresa de transporte privado Uber recurrió a tácticas de espionaje para evadir a la policía y poder operar de forma ilegal en aquellos lugares en los que estaba prohibido, según reveló este viernes el diario The New York Times.

Luego de una amplia investigación, el diario detalló como Uber utilizaba un programa para identificar y negar el servicio a los agentes de policía que trataban de multar a los conductores.

Entre los lugares donde operaban sin autorización destacan París, Boston, Las Vegas, Australia, China, Corea del Sur e Italia.

A través del sistema Greyball, la empresa de San Francisco recopilaba información sobre el cliente y le negaba el servicio si identificaba si el usuario utilizaba la aplicación de manera inapropiada.




Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)