Uno de los principales temas a tratar será la mudanza del equipo, dicho tema se tocará en la reunión de los dueños y directores generales. La franquicia necesita que, 24 de los 32 clubes estén de acuerdo en que el equipo de Raiders, deje Oakland y se traslade a la ciudad de La Vegas.

La legendaria franquicia espera trasladarse al nuevo estadio que se construirá en Las Vegas, Nevada. La próxima semana, en la Reunión Anual de propietarios de la NFL buscaran la aprobación de la organización.

Por otra parte, el dueño de los Raiders, Mark Davis, se ha fijado en la ciudad de Las Vegas por lo menos un año, comenzando poco después de que los Raiders, en un esfuerzo conjunto con los Chargers, perdieran en un intento de construir un estadio en Los Ángeles.

De aprobarse el cambio de sede para los Raiders, se convertirían en el tercer equipo de la NFL con reubicación en menos de 18 meses. Los Rams se mudaron de San Luis a Los Ángeles la temporada pasada mientras que los Cargadores sorprendieron a propios y extraños al anunciar que dejarían San Diego para unirse a Los Ángeles a partir de la siguiente campaña.

Ha trascendido que el acuerdo por la construcción del nuevo estadio en Las Vegas, ronda la cantidad de 750 millones de dólares en fondos públicos, con un estadio que costaría 1.900 millones de dólares.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)