Foto: Especial

Guatemala.- Más de 30 jóvenes murieron en el incendio de una casa hogar en Guatemala, el cual fue iniciado por una joven que protestaba por la situación del refugio; esto un día después de que más de 50 menores se fugaran del centro.

La historia detrás de la tragedia

Luego de luchar contra el abandono, la inseguridad, el abuso y hasta la enfermedad mental, cientos de jóvenes llegaron, en diferente tiempo, a un mismo sitio: el Hogar Seguro Virgen de la Asunción, sin embargo, aunque en su nombre prometía protegerlos, su situación no mejoró.

Según apuntan diversos informes, los residentes de esta casa hogar sufrieron violaciones, vivían en hacinamiento e inclusive recibían alimentos de mala calidad, además de que eran muy escasos.

Hartos de la situación y de que sus quejas no fueran escuchadas, la noche del martes más de 50 menores se fugaron del refugio, y aunque la policía intentó detener la situación, no pudo evitar que se fugara una gran cantidad de ellos.

A quienes lograron detener los castigaron encerrándolos en sus dormitorios, lo cual no pudo ser tolerado por una adolescente, quien en forma de protesta prendió fuego a su colchón.

Las llamas crecieron rápidamente hasta volverse incontrolables, provocando el incendio de todo el centro y envolviendo con el humo a más de 40 jóvenes. Hasta el momento se informa que 31 de ellas no pudieron sobrevivir a la tragedia.

En infierno era palpable; inclusive uno de los residentes aseguró haber escuchado a una niña gritando que iba a sacrificarse «para que todos supieran lo que estaban viviendo”.

Tras la magnitud de los hechos, el presidente del país, Jimmy Morales, estableció tres días de luto nacional y pidió la cancelación de todas las actividades públicas. Asimismo, se anunció que el director del refugio fue despedido.

Por su parte, los defensores de los derechos humanos indican que el gobierno pudo haber prevenido la tragedia.

En medios nacionales el triste suceso es descrito con la frase “Los gritos que muchos oyeron pero que nadie escuchó”.


Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)