“Cortesía“

Foto: Cortesía

Este viernes, el ex presidente egipcio Hosni Mubarak fue puesto en libertad después de abandonar el hospital militar en el que estaba retenido desde 2011, cuando fue destronado por los levantamientos que se conocieron como la Primavera Árabe.

Según su abogado, Farid al Dib, el ex mandatario dejó el hospital de Maadi a las 8:30 horas, y se dirigió a su residencia en el barrio de Heliópolis, en el noreste de la ciudad.

En 2012, en el que fue considerado el “juicio del siglo”, Mubarak fue condenado a cadena perpetua por el asesinato de más de 800 manifestantes dentro de los 18 días que duró la revuelta.

En repetidas ocasiones el ex mandatario se declaró inocente y aseguraba que no había hecho “nada malo”:

Un año después, el 13 de julio de 2013, un golpe de estado liderado por el presidente del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, Abdul Fatah al Sisi, de la mano con el ejército derrocó al presidente Mohamed Morsi, quienes se había erigido en el cargo tras ganar las elecciones que siguieron a la Primavera Árabe.

El 29 de noviembre de 2014, Mubarak fue absuelto por una corte de El Cairo.

Fue hasta el tres de marzo pasado que la absolución definitiva se la otorgó el Tribunal Supremo de Casación de El Cairo, un polémico veredicto que da cierre al ciclo que empezó con la Primavera Árabe.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)