Foto: La Opinión

Ciudad de México.- Ante la reforma de la Ley de Educación General de México anunciada ayer por el presidente Enrique Peña Nieto y el secretario de Educación, Aurelio Nuño Mayer, la cual tiene como objetivo recibir en escuelas a alumnos y maestros repatriados en territorio nacional, fue considerado como opuesto a lo recomendado por organismos internacionales.

Entre las medias a tomar destaca la coordinación con la secretaría de Gobernación, de, de módulos en 11 puntos de repatriación de la frontera; el aprovechamiento de maestros hablantes de inglés; un programa especial de español para niños que no lo dominan, así como la emisión de lineamientos para hacer operativas las reformas a la Ley General de Educación.

Desventaja para docentes
Por un lado, se buscará recibir a maestros repatriados que darán clases en inglés aunque no se cuente con documentos ni forma de probar formación; sin embargo, de acuerdo a la convocatoria emitida por la Secretaría de Educación Pública (SEP) presentada el pasado 20 de enero, el perfil de quienes buscan concursar por una plaza docente en el sistema educativo en los niveles preescolar y básico para el ciclo 2017-2018 menciona que “podrán participar los egresados de escuelas normales y demás instituciones formadoras de docentes de educación básica del país, públicas o privadas, con reconocimiento de validez oficial”.

Aprende español en unos meses
En otro apartado, se constituyó la implementación de un programa de español para quienes no lo dominen. De acuerdo con Nuño, éste tendrá una ampliación presupuestal de 60 millones de pesos para que se implemente dicho programa en los municipios con mayor índice de retorno de mexicanos. Se deja entredicho que se pretende enseñar en “unos meses” a niños angloparlantes a dominar el español.




Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)