Foto: Especial

Especial.- La tensión en la península coreana y Asia nororiental se respira aún más fuerte luego de que Corea del Norte lanzara cuatro misiles balísticos al mar de Japón.

Dichos artefactos fueron lanzados casi simultáneamente. Luego de recorrer alrededor de mil kilómetros hacia el Este, tres de los misiles cayeron en la “Zona Económica Exclusiva” japonesa, a menos de 200 millas marinas de la costa.

«Esto demuestra claramente que Corea del Norte ha alcanzado un nuevo nivel de amenaza», expresó el primer japonés Shinzo Abe.

«Los disparos reiterados de Corea del Norte son un acto de provocación para nuestra seguridad y una violación flagrante de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU. De ninguna manera podemos tolerarlo», agregó para después convocar a una reunión del Consejo Nacional de Seguridad.

Hasta el momento se desconoce con exactitud el tipo de proyectiles empleados, sin embargo, la mayoría de expertos considera que podría tratarse de misiles Hwasong de corto alcance; o bien Rodong de rango medio.

Tras la acción, Seúl, Washington y Tokio condenaron los hechos, mientras que Beijing dijo oponerse al lanzamiento, mismo al que consideró la violación de las resoluciones de la ONU activadas para castigar a Pyongyang por anteriores pruebas armamentísticas.


Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)