“Cortesía“

Foto: Cortesía

El presidente de Venezuela Nicolás Maduro se ha referido en duros términos a la mayoría opositora de la Asamblea Nacional acusándoles de traición a la patria. En la sesión plenaria del martes, el Parlamento dio un espaldarazo a la propuesta del secretario general de la OEA, Luis Almagro, de activar la Carta Democrática en Venezuela. El mandatario exigió a los tribunales que se pronuncien.

Fue la guinda en un día en el que el régimen, que no reconoce al Parlamento por estar en desacato, descargó toda clase de invectivas contra sus adversarios.
«Cobardes, miserables», calificó el jefe del Estado a la oposición, que aprobó la propuesta aprovechando su mayoría en la cámara, misma que obtuvo en 2016.

Antes de las palabras de Maduro, la bancada chavista solicitó al Tribunal Supremo de Justicia que evalúe la responsabilidad de los diputados del bloque opositor que suscribieron ese acuerdo.

«No puede un venezolano, y menos un venezolano con funciones públicas, pisotear la Constitución y solicitar la intervención extranjera en nuestro territorio», dijo Rodríguez tras consignar el documento.

«La Carta Democrática no es intervención extranjera y está por encima de cualquier ley venezolana», expresó Julio Borges, presidente del Parlamento. Reiteró, también que la solución a la crisis venezolana es la convocatoria a elecciones generales para que el pueblo venezolano decida cómo salir del caos.

«Traición a la patria es lo que está viviendo Venezuela hoy», agregó.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)