Foto: Especial

El ex presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, Fernando Cunha, ha sido sentenciado por corrupción y lavado de dinero.

La vida le ha dado un giro completo a Fernando Cunha, ex presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, ya que de ser uno de los más influyentes políticos brasileños ha pasado a ser juzgado por un Tribunal, por los delitos de lavado de dinero, corrupción y evasión de divisas.

Por estos delitos, Fernando Cunha ha sido sentenciado a 15 años y 4 meses de prisión. El Juez que lleva el caso de Petrobras, Sergio Moro, fue quien dictó esta sentencia, señalando que «la responsabilidad de un parlamentario federal es enorme y, por consiguiente, también su culpabilidad en la práctica de los crímenes».

Este Juez encontró que el ex presidente de la Cámara de Diputados de Brasil recibió sobornos, en un contrato de Petrobras para la explotación de petróleo en Benin (África), en 2011, habiendo recibido hasta 1.5 millones de dólares para facilitar la firma del contrato.

Cabe recordar que Fernando Cunha fue la figura que impulsó el juicio contra la ex presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, proceso que terminó con la destitución de la misma y que le dio a Cunha gran trascendencia en el ambiente político de Latinoamérica.

El Juez remató su sentencia señalando que «No puede haber ofensa más grave de quien traiciona el mandato parlamentar y la sagrada confianza que el pueblo deposita en él para obtener beneficio propio».

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)