Foto: Twitter

Ante la nula autoridad, una verdadera pesadilla se vive en Espirito Santo, Brasil, donde reinan la violencia y los crímenes.

Brasil.- Una ola de delincuencia rodeó a Vitoria, capital de Espirito Santo en Brasil, luego de la huelga militar que protagonizaron sus elementos.

Ante la nula autoridad, la violencia y crímenes se desataron en la región, dejando como consecuencia más de un centenar de muertos: las calles se volvieron intransitables, una pesadilla.

La huelga militar se desató debido a que los elementos piden mejores salarios y condiciones laborales, por lo que se ausentaron de sus puestos durante siete días, mismos en los que se desató el caos con agresiones, saqueos y asesinatos.

Debido a la situación, las autoridades locales firmaron un acuerdo con el que se comprometían a volver a sus actividades el sábado por la mañana, sin embargo, aunque esto ocurrió las condiciones seguían igual.

“Conversamos con nuestros soldados y pedimos sentido común y que retomen las actividades. Son más de cien los muertos”, dijo el secretario de Derechos Humanos de Espírito Santo, Julio Cesar Pompeu, según declaraciones recogidas por la estatal Agencia Brasil.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)