Foto: telegraph.co.uk

Los presidentes de Rusia, Vladimir Putin y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se reunirán probablemente antes de la cumbre del G20 que se celebra en Hamburgo (Alemania) a principios de julio próximo, según informó el Kremlin.

Por el momento no se ha previsto la fecha exacta del encuentro, sin embargo, el portavoz del Kremlin, Peskov, dijo a los medios de comunicación que ambos mandatarios están trabajando para determinar el momento adecuado.

Los mandatarios sostuvieron el pasado sábado una conversación telefónica en la cual, precisamente, se habló del tema, en lo que fue su primer contacto desde la investidura del presidente estadounidense.

Entre otras cosas, acordaron mantener contactos regulares con el fin de normalizar las relaciones bilaterales, que se encuentran en su peor momento desde el fin de la Guerra Fría.

Peskov calificó la conversación de “buena” y “constructiva” desde el punto de vista que se abordó todo el espectro de la agenda bilateral e internacional, incluido el terrorismo y el arreglo de los conflictos.

No obstante, negó que Putin y Trump hagan llegado a un acuerdo sobre el tema de las sanciones impuestas a Rusia durante la administración de Barack Obama por la anexión de Crimea y la injerencia en Ucrania.

“Hablar ahora sobre algún tipo de acuerdo es difícilmente posible, ya que primero hay que determinar la fecha y el lugar de reunión de los dos presidentes. Durante este encuentro los dos mandatarios ya tendrán la posibilidad de seguir abordando de manera más profunda los temas que trataron por teléfono”, aseguró Peskov.

Más allá de los temas actuales, el acercamiento que busca Trump con Rusia no es de sorprender y podría significar algo mucho más grande. En diciembre del año pasado, el mandatario sugirió que Estados Unidos debería “reforzar y expandir enormemente su capacidad nuclear hasta que el mundo entre en razón respecto a las armas nucleares”.

Y si bien se sabe, Rusia invierte grandes cantidades de dinero en el desarrollo de sus fuerzas nucleares estratégicas y tácticas, según un artículo publicado por el experto militar estadounidense, Dave Majumdar, publicado por la revista The National Interest.

El encuentro que busca Trump con Putin podría originar un reforzamiento en sus relaciones, algo que preocupa a los mandatarios de varios países. Rusia “apoyó a Estados Unidos durante los últimos dos siglos, fue su aliado en dos guerras mundiales y ahora ve al país norteamericano como su principal socio en la lucha contra el terrorismo internacional”, subrayó el líder ruso para EFE.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)