Foto: Chicago Tribute

Estados Unidos.- A “unos cuantos” republicanos les empieza a preocupar la salud mental del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

De acuerdo al senador Al Franken, de Minnesota, la preocupación surgió porque todos tienen la sospecha sobre que “él miente mucho, dice cosas que no son ciertas”, dijo en entrevista para el programa State of the Union.

Como ejemplo tomó las declaraciones sin bases de Trump cuando aseguró que su derrota ante el voto popular a favor de la demócrata Hillary Clinton se debía a que tres de los 5 millones de inmigrantes que viven en el país sin autorización legal pudieron votar por su adversaria.

Por otro lado, se rumora que Trump indicó a algunos senadores en una reunión privada en la Casa Blanca que él y la ex senadora republicana Kelly Ayotte habrían ganado en Nueva Hampshire si no hubieran votado personas que fueron llevadas de otros Estados.

La preocupante se ha apoderado de algunos republicanos, pues no es normal que el presidente de alguna nación recurra a supuestos para hablar de manera pública.




Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)