Foto: Carlos Garcia Rawlins/REUTERS

Venezuela.- No es de asombrarse, puesto que no es la primera vez que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, arremete contra los medios de comunicación internacionales.

Este domingo, se informó que dos fotógrafos brasileños y dos activistas de Transparencia Venezuela serán deportados en los próximos días luego de ser arrestados por encontrarse documentando con sus cámaras las obras inconclusas de la multinacional brasileña Odebrecht.

Maduro aprovechó su programa dominical de televisión para manifestarse en contra de la CNN. Durante la transmisión clamó “¡Fuera CNN de Venezuela! ¡Bien lejos de nosotros! Los asuntos de los venezolanos los resolvemos los venezolanos”, en respuesta a la investigación emitida esta semana por la cadena estadounidense en la que implican a autoridades chavistas en una supuesta red para la venta de pasaportes venezolanos a ciudadanos de países de oriente próximo a cambio de miles de dólares.

El vicepresidente del gobierno, Tareck El Aissami, de raíces sirio-libanesas, fue vinculado al grupo chiíta Hizbulá, organización militarizada chiíta-libanesa y un partido político que aboga por la creación de un Estado islámico en el Líbano como en Irán.

El objetivo de la transmisión para este domingo era reclamar que se tomen sanciones contra los implicados en el ‘caso Odebrecht’, investigaciones que no han avanzado en lo absoluto. Asimismo, se dice que la pronunciación en contra de la cadena estadounidense sucedió en paralelo al intento de tapar el escándalo mediático provocado la semana pasada por una niña de 16 años, quien reclamó en directo y en la cara del presidente que sus compañeros se desmayaban de hambre en el colegio y por diferentes irregularidades que presenta el plantel.




Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)