Foto: El Financiero

Después de que el pasado 22 de enero fuera rechazado el primer cargamento de aguacate jalisciense desde la investidura del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, creció la incertidumbre sobre el futuro de las exportaciones del fruto mexicano.

Sin embargo, Ramón Paz Vega, asesor de la Asociación de Productores Exportadores de Aguacate de México para Asuntos Estratégicos, aseguró esta mañana para el diario Excélsior, que el aguacate mexicano se abre a nuevos mercados, y que nada detiene a la fruta favorita de miles de personas en el mundo: en Canadá, Japón, China y la UE crece la demanda de este producto de tierras nacionales.

Paz Vega destacó que en México se producen un millón 800 mil toneladas, aproximadamente, y al estado de Michoacán le corresponde el 70 al 75 por ciento de esa producción total. Además de que el mercado del aguacate genera para México alrededor de mil 500 millones de dólares (mdd).

“En el periodo 2015-2016, casi 800 toneladas se fueron a Estados Unidos, Japón, Canadá, China y Europa —estos dos últimos han aumentado su demanda en los últimos años—. También tenemos ventas en Centro y Sudamérica, y un poquito en los países árabes. En México se quedan poco más de un millón de toneladas para consumo interno”.

En cuanto a los precios, el asesor argumentó que para 2017 serán más estables que el año pasado y los volúmenes de producción son “más o menos iguales”.

Con los últimos programas se generaron empleos en Estados Unidos, sobre todo en California. Los proyectos significaron un beneficio para ambas economías.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)