Foto: confirmado.net

La publicación pretendía celebrar la diversidad femenina, pero salió perdiendo.

Especial.- Para festejar su aniversario 125, la revista Vogue dedicó su portada a la diversidad femenina, sin embargo, un pequeño detalle en ésta le valió miles de críticas.

En la portada aparecen las modelos más influyentes del año pasado: Lui Wen, Ashley Graham, Kendall Jenner, Gigi Hadid, Imaan Hammam, Adwoa Aboah y Vittoria Ceretti.

“No importan las medias, el color de la piel o los rasgos físicos […] En un clima de vetos migratorios y construcción de muros, los nombres más relevantes de 2017 demuestran que no hay un prototipo de mujer americana y que no lo ha habido nunca”, afirma la publicación.

Sin embargo, pese al mensaje, la pose de Graham, modelo de talla grande y la única que no aparece abrazando a las demás en la foto, desató las críticas, pues consideran que su brazo sobre el muslo es un intento por hacerla parecer más delgada.

Las dudas sobre dicha posición abundan en las redes sociales, y el mensaje que la revista quiso dar quedo más que opacado.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)