Foto: Getty Images

Desde la revelación de los nominados a los premios Oscar el pasado miércoles, los reflectores han permanecido en los protagonistas de La La Land.

Ryan Gosling, en particular, nominado al Oscar en la categoría de Mejor Actor, vive en una feliz relación con la actriz Eva Mendes y él mismo se considera un afortunado.

Si bien en años anterior lo buscaban para un roto y descosido, en esta ocasión Damien Chazelle le extendió una de sus interpretaciones que van para ser de las más memorables en la historia del cine en Hollywood.



Con La La Land tiene muchas oportunidades de salir ganando. de convertirse en el rey de los musicales que tanto le han gustado. Las cosas no le pueden pintar mejor, la ciudad de las estrellas le ha dado todo lo que ha soñado.

De acuerdo al periódico El País, Gosling asegura que el pianista de jazz que interpreta en La La Land es demasiado purista, que él se esfuerza menos. No es lo que dicen quienes lo rodean y le han visto prepararse durante tres meses para ser capaz de tocar el piano con la agilidad necesaria. O para bailar como si fuera a emprender el vuelo.

El talento para interpretar al pianista viene de familia, su padre era músico; su madre siempre quiso dedicarse al teatro musical y su tío era un imitador de Elvis Presley.

Hoy, su éxito lo pone a reflexionar sobre el futuro. Dice que quiere frenar, dejar de ser el mismo por un tiempo para poder seguir creciendo como actor, como padre, como artista y como persona.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)