Foto: Destino de Brasil

Viajar a brasil y no visitar sus islas playeras más emblemáticas es como no haber visitado el país del eterno verano. Elegir solo una playa será una tarea difícil desde que cada una posee diferentes características y cada una es están buena como la anterior.

Fernando de Noronha

Fernando de Noronha

Es la isla más lejana y codiciada de Brasil. Está a 360 kilómetros del continente y todo el halo en torno a ella es verdadero. Sus playas son consideradas entre las mejores del mundo y se dice que después de la Gran Barrera de Corales y el Caribe Mexicano, su fondo marino es el mejor para bucear.

Es la playa más protegida del país. En el lugar no hay kioskos ni restaurantes, lo que la hace aún más tranquila e ideal para relajarse. Es una isla que conviene de día para disfrutar de las actividades acuáticas y maravillas de la naturaleza.

Morro de São Paulo

Esta isla es para quienes viajan en busca de fiesta. La isla se hizo famosa tras el estreno del reality de televisión, Malabi Express, cuyo show mostraba las aventuras de un israelí en la costa do dendê.

Morro de São Paulo

No hay autos en la isla, a salvo de algunos que han sido autorizados. Se camina, se pedalea y se navega. No te pierdas de las maravillas de cada una de sus playas. Encontrarás desde bares, restaurantes y antros, hasta resorts todo incluido.

Boipeba

Boipeba

Fuera de las fiestas de año nuevo y religiosas, Boipeba es la mismísima imagen de la paz. Lo ideal es pasear y admirar sus calles pintorescas. El paisaje cambia constantemente al paso de los rayos del sol. No hay nada mejor que practicar algunas de las actividades marítimas como el snorkel y dar la vuelta en lancha.

Ilha Grande

Es la más grande del litoral de Angra dos Reis, al sur del Estado de Río de Janeiro. Sin lugar a dudas, la isla ideal para practicar senderismo y aprender Surf. Cuando te dirijas a A Praia das Palmas hazlo caminando. Te encontrarás con muchos monos que también suelen caminar por este camino. Y para aprender Surf acude a la escuela Aquiles que reside en la isla desde hace muchos años y dice “si uno no se para sobre la tabla durante la primera hora, no paga”.

Ilha Grande

Ilhabela

Ilhabela

En Brasil es la playa que lo tienen todo, pero ten cuidado con los mosquitos. Encuentra desde los mejores hoteles en el mundo, gastronomía de primera, cascadas frescas, helados italianos, festivales de música, y todo lo que te puedas imaginar como la tierra del nunca jamás.

Está catalogada como la mejor playa para bucear, no sólo por la variada fauna marina como por la cantidad de naufragios que hay en la zona, alrededor de unos 45 catalogados, entre ellos el transatlántico de Asturias.

 

  Marajó

Marajó

Es la playa más grande en Brasil. Y uno de los principales lugares para conseguir lácteos, carne y piel debido a la gran cantidad de búfalos que se establecieron, aparentemente, tras la llegada de un barco que naufragó.

La ciudad más turística es Soure, con hoteles y posadas simples. En este lugar podrás disfrutar tanto del río como del mar. Pasea sobre canoa por los brazos del río o por los puentes colgantes que hay en los manglares. Visitar Marajó es como retroceder en el tiempo. La cultura se mezcla entre las tradiciones del Atlántico, África y Amazonas.




Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)