Foto: Internet

Ecuador.- El río Machángara, en Quito, Ecuador, tiene una alta concentración de detergentes que afecta de manera significativa el ambiente.

A diario, toda el agua contaminada por este tipo de sustancias pasa por el sistema de alcantarillado y desemboca de manera directa en el río, creando una densa capa de espuma.

La concentración de estos productos supera nueve veces la norma. De acuerdo con estudios realizados por la Secretaría del Ambiente, el parámetro permitido para conservar al vida acuática es de 0.5 miligramos de detergente por cada litro de agua; el Machángara contiene 4.59.

Sin embargo, pese a su gravedad, el problema es desconocido por gran parte de los habitantes. Según sostiene la titular de la Secretaría, Verónica Arias, una evaluación apunta a que un 67% de hogares consultados en Quito no estaban enterados de que el detergente es contaminante.

Lo anterior provoca que las familias no consideren consumir productos amigables con el ambiente o biodegradables, haciendo que el problema crezca cada vez más.

Para solucionar el problema, el subdecano de la Facultad de Ingeniería Civil y Ambiental de la Politécnica Nacional, César Narváez, asegura que se requiere de acciones estructurales que involucren a ciudadanos, empresas y autoridades. Además se anunció que ya está en marcha un plan para recuperar las quebradas y ríos en el sur de la urbe, con el que pretende que para el año 2019 se descontamine el Machángara desde el sur hasta El Trébol.

Por lo pronto, mientras lo anterior se concreta se espera que la ciudadanía está más alerta sobre la problemática y tome acciones desde sus hogares.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)